Esterilizar los biberones: ¿Cómo hacerlo?

La esterilización de los biberones es crucial para la salud de los bebés, que son muy vulnerables a las infecciones. He aquí algunos consejos útiles.

biberon 4

El nacimiento de un bebé no sólo conlleva alegría, sino también responsabilidad y cuidados. Uno de los aspectos más importantes es el cuidado de la alimentación del bebé, lo que implica también la esterilización de biberones y chupetes.

La Organización Mundial de la Salud hace gran hincapié en la importancia de la lactancia materna durante los primeros meses de vida. Sin embargo, algunas madres prefieren no dar el pecho o no pueden hacerlo por razones fisiológicas. En ese momento, comienzan a utilizar leche infantil en polvo, con el consiguiente uso de biberones.

Y antes de alimentar a los bebés de esta manera, siempre hay que esterilizar el biberón.

Tabla de Contenido()

    Esterilizar los biberones: ¿Es necesario?

    La respuesta es sí: Es necesario esterilizar los biberones. Al nacer, los bebés aún no tienen un sistema inmunitario completamente desarrollado. Esto significa que no tienen las defensas necesarias para evitar infecciones, vómitos o diarreas. Por esta razón, es muy importante utilizar un esterilizador de biberones.

    Hay varias formas de esterilizar los biberones y chupetes que se utilizan. Todos son eficaces y varían según las necesidades y posibilidades de cada uno.

    Antes de manipular estos accesorios, es de suma importancia lavarse las manos con agua y jabón. De este modo, evitarás la posibilidad de transmitir cualquier germen.

    Formas y tipos de esterilizadores para biberones

    A continuación, enumeramos cuáles son los métodos más comunes de esterilización de estos instrumentos:

    1. Esterilización de biberones con agua hirviendo

    Este es el procedimiento más económico, que siempre está al alcance de cualquiera. Hay que hervir agua en un recipiente, en el que luego se introducen biberones, chupetes, tetinas, etc. Aunque es el sistema más barato, no es el más rápido.

    De hecho, los elementos deben permanecer en agua hirviendo durante unos 20 minutos. Una vez esterilizados los biberones, deben utilizarse inmediatamente. De lo contrario, se pierde el efecto del proceso de esterilización.

    biberon 3

    2. Esterilizador eléctrico de biberones a vapor

    Hay una gran variedad de esterilizadores eléctricos de biberones a vapor en el mercado. Puedes encontrarlos en diferentes capacidades: normalmente, de cuatro a seis biberones. Este es un aspecto muy útil, ya que permite emplearlos para desinfectar varios artículos a la vez.

    El esterilizador de biberones eléctrico es muy fácil de usar. Lo único que hay que hacer es colocar las botellas dentro del aparato y pulsar el botón de inicio. Una vez finalizada la esterilización, puede volver a colocarlos en el mismo recipiente en el que se realizó el proceso de esterilización.

    3. Esterilizador de biberones para microondas

    Este tipo de dispositivo también es muy práctico y se encuentra entre las opciones más populares. Para utilizarlo, hay que lavar los biberones, colocarlos en el esterilizador, añadir agua y, por último, introducirlos en el microondas.

    Estos productos son ligeros y baratos. Su capacidad puede oscilar entre dos y seis biberones. Además, pueden utilizarse para esterilizar chupetes y otros accesorios para bebés. Tienen un bajo coste y, para utilizarlos, sólo se necesita un microondas.

    Puedes conseguir el tuyo aquí 👇👇

    4. Esterilización de biberones con agentes químicos

    También conocido como esterilización en frío, este proceso se realiza disolviendo una pastilla en agua fría. La mayor desventaja de este método es el hecho de que requiere una cantidad de tiempo considerable. De hecho, este proceso dura entre 30 y 60 minutos.

    Sin embargo, es un método fácil de utilizar y especialmente recomendado para las familias que viajan con frecuencia. No se necesita electricidad y no presenta ningún riesgo, ya que el proceso se realiza con agua fría.

    5. Biberones auto esterilizables

    Este tipo de producto es muy práctico cuando no se dispone del equipo de esterilización habitual. Ofrece la posibilidad de esterilizar el biberón sin necesidad de un recipiente de esterilización. Para utilizarlo, basta con añadir un poco de agua a la base y meterlo en el microondas: después, el biberón quedará esterilizado. Estos productos no son caros y son muy útiles en situaciones incómodas.

    Consejos para limpiar y guardar el esterilizador de biberones

    Un consejo a tener en cuenta todos los días al guardar el esterilizador es asegurarse de que no quede agua en el fondo. Antes de esterilizar los biberones y los chupetes, hay que secarlos bien, porque es en los ambientes húmedos donde proliferan las bacterias.

    Después de utilizar el aparato, es importante esperar a que se enfríe antes de retirarlo. También es imprescindible quitarle el agua para guardarla limpia y seca, así como desenchufarla después de usarla.

    Una vez a la semana, se recomienda limpiar a fondo las rejillas internas y la tapa del esterilizador. Del mismo modo, es útil pasar un algodón empapado en alcohol por la pared exterior del esterilizador. Luego no olvides la parte de plástico del cable y el enchufe.

    Por último, se recomienda preparar una mezcla de agua y vinagre blanco una vez al mes. Lo ideal es verterlo en el esterilizador y ponerlo en funcionamiento. El vinagre actúa como desinfectante, ayudando a limpiar profundamente el esterilizador.

    biberon 6

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Allprobebes.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios en nuestra web. Política de Cookies