Cómo quitar el pañal en poco tiempo (fácil)

Si te estás preguntando cómo se debería quitar el pañal al niño y saber si ha llegado el momento, en este artículo de allprobebes, te ofrecemos toda la información que te hará falta y algunos trucos fáciles y efectivos para conseguirlo en un breve tiempo.

como quitar panal
5/5 - (9 votos)

Como para todos los hitos de avance, entender cuándo llegó el instante de remover el pañal al pequeño va a depender de la evolución individual del pequeño y de los hábitos particulares del ámbito familiar. El triunfo de la operación es tanto más simple y ágil cuanto más relajado es el ámbito en el que se lleva a cabo, sin excesos ni rigidez. Para guiarte, en este texto, vas a encontrar toda la información acerca de cómo remover el pañal al pequeño, cuándo es el más destacable instante y trucos simples y eficaces para conseguirlo en el período de tiempo más corto que se pueda.

Tabla de Contenido

    Cuándo es el más destacable instante para remover el pañal

    La edad donde el pequeño lleva a cabo las condiciones primordiales para estudiar a vigilar los estímulos es cerca de los 20 meses, cuando el control de los esfínteres anales y vesicales coincide con la maduración de la musculatura facultativa.

    Además hay otros indicadores para entender cuándo es el instante para remover el pañal: si el pequeño es con la capacidad de subir y bajar escaleras, si sabe apilar, por lo menos, tres cubos, si sabe empuñar un lápiz o si puede coger elementos chicos.

    Al inicio, el orinal le parecerá un juguete, un elemento irreconocible para examinar, hasta que se convierta en un hábito y el pequeño tome conciencia, de a poco, de que puede vigilar el estímulo.

    Cómo comportarnos en el momento de remover el pañal

    Además hay que tomar en cuenta los puntos psicológicos de esta novedosa conquista. La aptitud de control de la caca y del pipí además es dependiente de la intensa sensación de exitación que el pequeño experimenta en la etapa de expulsión y de retención. Esta es la etapa donde, por primera oportunidad, siente que se está produciendo una actividad interna en su cuerpo, y se siente orgulloso de sus productos y de su aptitud para controlarlos.

    En este desarrollo, va a ser escencial la actitud del adulto, que tendrá que verse tolerante y equilibrado. Nada de excesos ni de triunfalismos frente la tan esperada producción. Tampoco hay que exhibir disgusto hacia la caca. Sólo hay que alentar el desarrollo "creativo" con cariño, sin apresurarse a eliminarlo con repulsión.

    Cómo remover el pañal: 7 trucos eficaces

    Ahora, te explicamos 7 trucos infalibles que te van a hacer más simple el paso del pañal al orinal. ¡Toma nota!

    1. Escoge un orinal de colores

    Si deseas que tu peque no se resista a sentarse en el orinal, consigue uno que sea muy impresionante y que tenga varios colores. Escoge, además, uno que tenga una manera original. Entre otras cosas, un orinal con apariencia de moto, o bien con apariencia de coche, simulando un trono de rey o de princesa, etc. El pequeño los aceptará como si fueran juguetes y es la forma más simple de que se familiarice con este objeto.

    2. Mejor, con ropa práctica

    Al inicio, el chico se sentará en el orinal cada dos por tres. Por esto, lo mejor es vestirle con ropa que resulta muy costumbre y simple de poner y de remover. De lo opuesto, el pequeño podría padecer chicos escapes y frustrarse. Por consiguiente, lo mejor es seleccionar faldas, vestidos y pantalones de goma elástica que se logren subir y bajar de forma sencilla.

    Quitadle el pañal gradualmente y dejadle solo con las braguitas, al inicio solo en el transcurso de un par de horas al día, apuntando dado que el pañal es fastidioso y que limita su independencia de movimiento.

    3. Dale ejemplo

    Los jovenes imitan todo lo que ven llevar a cabo a los superiores, y más cuando se intente sus padres. Por consiguiente, tienes que ofrecerle ejemplo para asistirle a estudiar. Aceptar que tu hijo presencie tus prácticas higiénicas comunes es la forma de que él además desee llevarlo a cabo.

    Unos 15 días antes de remover el pañal al pequeño y proponerle el orinal, es sustancial lograr que el pequeño sea consciente de sus funcionalidades intestinales, subrayando el hecho con expresiones siempre que le cambias el pañal: "Juan, te hiciste caca". "Mira cómo hacen caca padre y madre. Estos comentarios regulares empezarán a atraer la atención del reducido sobre lo que su cuerpo produce.

    4. No insistas

    El paso del pañal al orinal debe ser gradual, sin prisas, no forzado ni impuesto, sino sugerido. Por consiguiente, jamás tienes que insistir si el chico por el momento no quiere sentarse en el orinal. Si actúas de esta forma, vas a conseguir el efecto contrario; que no se desee volver a sentar por temor a que le obligues estar ahí más tiempo del que él quisiera.

    Hay que dejarle tiempo para coger seguridad con el orinal y usarlo, al inicio, cuando le apetezca. Una vez haya jugado con él, puedes explicarle para qué sirve.

    Luego de que se haya sentado en el orinal, es sustancial que le dejéis relajado, sin mostraos angustiados por el resultado. Debéis aguardar, como más alto, diez minutos. Si pasado este tiempo no se han producido reacciones, tienes que integrar al pequeño sin obligarle a mantenerse sentado.

    Una vez el pequeño ha acabado, se le debe alzar rápidamente del orinal. De esta forma aprenderá que se le puso en el orinal por un fundamento exacto.

    5. Elogíale

    La forma más reconfortante y motivadora para el chico, son los elogios de sus padres. Por esto, es primordial que, mientras tu reducido está sentado en el orinal, le hagas empresa y no regatees en elogios hacia él. Entre otras cosas, no tires de la cadena rápidamente luego de que haya hecho pipí o caquita. Es preferible que el chico vea el resultado de su "hazaña"; verlo le va a proporcionar ayuda a abarcar el desarrollo.

    6. Sin temor ni inseguridad

    Si adviertes cierto temor o inseguridad en tu reducido, en el momento que está sentado en el orinal, lo mejor es que lo distraigas, entre otras cosas, con un juego, con una historia o con un cuento. Intenta desviar su atención y llevar a cabo de este instante algo más satisfactorio.

    7. Paciencia

    En este desarrollo es elemental, más que nada, bastante paciencia. Y sucede que es habitual que, en las primeras semanas, el chico advierta el estímulo bastante tarde, cuando ya se ha pipí en la cuna o en la cama.

    Las vacaciones, un óptimo instante para remover el pañal

    Generalmente, las vacaciones de verano son el instante perfecto para remover el pañal al niño: los padres tienen más tiempo y se detallan más pacientes y tolerantes. De igual modo, el pequeño, libre de ropa, puede utilizar el orinal más de forma sencilla.

    No obstante, no en todos los casos va a ser viable desarrollar remover el pañal a lo largo de las vacaciones. No pasa nada. Lo más relevante es la disponibilidad y la tranquilidad de los padres, que son escenciales para que el pequeño dé este sustancial paso hacia la soberanía.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Nosotros y nuestros socios almacenamos o accedemos a información en un dispositivo, tales como cookies, y procesamos datos personales, tales como identificadores únicos e información estándar enviada por un dispositivo, para anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido e información sobre el público, así como para desarrollar y mejorar productos. Con su permiso, nosotros y nuestros socios podemos utilizar datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características de dispositivos. Puede hacer clic para otorgarnos su consentimiento a nosotros y a nuestros socios para que llevemos a cabo el procesamiento previamente descrito. De forma alternativa, puede acceder a información más detallada y cambiar sus preferencias antes de otorgar o negar su consentimiento. Tenga en cuenta que algún procesamiento de sus datos personales puede no requerir de su consentimiento, pero usted tiene el derecho de rechazar tal procesamiento. Sus preferencias se aplicarán solo a este sitio web. Puede cambiar sus preferencias en cualquier momento entrando de nuevo en este sitio web o visitando nuestra política de cookies