Amamantamiento y leche materna

amamantamiento y leche materna
5/5 - (3 votos)

La lactancia materna durante al menos los primeros seis meses tiene muchos beneficios tanto para el bebé como para la madre. Te contamos por lo principal que el amamantamiento da protección contra las infecciones gastrointestinales al niño. Al comenzar a amamantar temprano, dentro de una hora después del nacimiento, protege al recién nacido de infecciones y reduce la mortalidad infantil.

La leche materna también es una fuente importante de energía y nutrientes para los bebés de 6 a 23 meses de edad. Puede satisfacer más de la mitad de todas las necesidades energéticas de un niño de 6 a 12 meses y un tercio de las necesidades energéticas de un niño de 12 a 24 meses.

La lactancia materna durante períodos más prolongados mejora la salud y el bienestar de la mujer ya que ayuda a reducir el riesgo de cáncer de ovario y de mama, además de permitir pausas entre embarazos; la lactancia materna de los bebés menores de seis meses tiene un efecto hormonal que a menudo no provoca la menstruación. Este es un método natural (aunque poco confiable) para prevenir el embarazo, conocido como método de amenorrea de la lactancia.

Para que una mujer mantenga la lactancia materna correctamente durante los primeros seis meses, se recomienda:

Brinda al bebe el amamanto durante la primera hora de vida. El apego temprano aumenta la probabilidad de una lactancia a largo plazo en un futuro. El niño recibe el producto protector necesario antes: calostro, es más rápido y más fácil aprender a succionar correctamente.

Lactancia materna exclusiva, es decir, darle a su bebé nada más que leche materna, ningún otro alimento o bebida, ni siquiera agua; la leche materna contiene una cantidad suficiente de agua, vitaminas y minerales.

Lactancia materna a demanda, es decir, debes complacer a tu bebé las beses que él desee la lactancia, ya sea día o noche.

Para que se pueda establecer con éxito la lactancia materna se requiere un contacto cercano entre el bebé y la madre. Mamá y bebé se adaptan el uno al otro, la mamá aprende a reconocer las señales de su bebé y a satisfacer sus necesidades. Cuando el bebé está al lado de su madre y amamanta sin restricciones, la producción de hormonas responsables de la lactancia aumenta en el cuerpo de la madre.

Tabla de Contenido

    Beneficios de la lactancia materna

    Son muchos los beneficios que la madre le puede brindar al bebe solo con darle pecho, entre ellos:

    La leche materna es una buena nutrición. Se absorbe fácilmente, se usa por completo, el darle pecho a tu bebe se proporciona contacto emocional, desarrollo, protección contra infecciones agudas y crónicas, protección contra infecciones respiratorias, reducir la frecuencia y recurrencia de la otitis media, reduce el riesgo de desarrollar alergia a la leche de vaca, mejorar la agudeza visual y el desarrollo psicomotor, reducción de la maloclusión mejorando la forma y el desarrollo de los maxilares.

    Pero no creas que solo tu bebé se va a beneficiar con esto, tú también serás en gran medida beneficiada, entre esos beneficios te mencionamos estos:

    Un aumento en el período de infertilidad posparto, es decir, un aumento en el intervalo entre embarazos, si no se usan anticonceptivos.

    Aceleración de la pérdida de peso y retorno al peso previo al embarazo.

    Reducir el riesgo de cáncer de mama en la edad premenopáusica, inclusive es posible mejorar la mineralización ósea y, por ello, reducir el riesgo de fracturas de cadera en la edad posmenopáusica.

    Ayuda enormemente a la reducción del riesgo de cáncer de ovario, además de que la lactancia materna es más barata que la alimentación artificial.

    Cambios en la composición de la leche

    El calostro es la leche materna que una mujer debe de dar a tomar a su bebé el primer día después de dar a luz. Es espeso, de color amarillento.

    La leche madura se produce después de unos días. Su cantidad aumenta, los senos se hinchan y se vuelven pesados.

    La leche temprana es la leche que se produce al comienzo de la alimentación. La leche tardía es la leche que se produce al final de una toma.

    La leche tardía es de color más blanco que la leche temprana porque contiene más grasa. Esta grasa es la principal fuente de energía para la lactancia. Por lo tanto, es muy importante no destetar al bebé demasiado pronto.

    La leche anterior tiene un tinte azulado en comparación con la leche tardía. Se produce en grandes volúmenes, proporciona al niño una cantidad suficiente de proteínas, lactosa y otros componentes. Dado que el niño consume mucha leche temprana, recibe la cantidad requerida de agua con ella.

    En los primeros 4-6 meses de vida, no necesita bebidas adicionales, incluso en climas cálidos. Si el bebé sacia su sed con agua, consumirá menos leche materna.

    Momento de complementar la lactancia con alimentos

    Aproximadamente a los seis meses de edad, los requerimientos de energía y nutrientes del bebé comienzan a exceder los niveles en los que pueden ser satisfechos por la leche materna, y los alimentos complementarios se vuelven necesarios. Durante este período y en términos de su desarrollo, el niño está listo para comer otros alimentos.

    La falta de alimentos complementarios después de que el niño cumple seis meses o la introducción inadecuada de alimentos complementarios puede afectar el crecimiento del bebé.

    Principios básicos de la introducción de alimentos complementarios:

    Seguir con la lactancia materna frecuente (si es necesario) hasta que el bebé tenga 2 años de edad o más.

    Se sensible al alimentar a tu bebé. Aliméntalo lenta y pacientemente, habla con tu bebé y mantén el contacto visual con él.

    Practica una higiene adecuada y una manipulación adecuada de los alimentos, comienza a los seis meses con una pequeña cantidad de comida y amplíala gradualmente en el menú a medida que el niño vaya creciendo.

    Aumenta poco a poco la consistencia de los alimentos y bríndale variedad a tu niño.

    aumente el número de alimentaciones: 2-3 veces al día para niños de 6 a 8 meses y 3-4 veces al día para niños de 9 a 23 meses con 1-2 refrigerios adicionales a pedido del niño.

    Aumentar la cantidad de líquido, incluso a través de la lactancia. Ofrézcale sus comidas favoritas que sean suaves.

    La transición de la lactancia materna exclusiva a la alimentación regular para toda la familia es un período muy desafiante. Durante este tiempo, muchos niños están desnutridos. Esto contribuye significativamente a la alta prevalencia de desnutrición entre los niños menores de cinco años en todo el mundo.

    Por lo tanto, es fundamental que los bebés reciban alimentos complementarios adecuados y seguros en cantidades suficientes para garantizar una transición adecuada de la lactancia materna a una dieta regular.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Nosotros y nuestros socios almacenamos o accedemos a información en un dispositivo, tales como cookies, y procesamos datos personales, tales como identificadores únicos e información estándar enviada por un dispositivo, para anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido e información sobre el público, así como para desarrollar y mejorar productos. Con su permiso, nosotros y nuestros socios podemos utilizar datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características de dispositivos. Puede hacer clic para otorgarnos su consentimiento a nosotros y a nuestros socios para que llevemos a cabo el procesamiento previamente descrito. De forma alternativa, puede acceder a información más detallada y cambiar sus preferencias antes de otorgar o negar su consentimiento. Tenga en cuenta que algún procesamiento de sus datos personales puede no requerir de su consentimiento, pero usted tiene el derecho de rechazar tal procesamiento. Sus preferencias se aplicarán solo a este sitio web. Puede cambiar sus preferencias en cualquier momento entrando de nuevo en este sitio web o visitando nuestra política de cookies